Alérgenos

Desde el 13 de DICIEMBRE de 2014, el Reglamento de la Unión Europea 1169/2011, en su artículo 44, obliga a todas las colectividades y a los establecimientos que venden o sirven comidas, a INFORMAR DE LOS ALIMENTOS PREPARADOS CON ALÉRGENOS, para que cualquier consumidor sepa qué puede comer o qué no puede comer, en igualdad de condiciones que otro y sin tener que identificarse ni pedir trato especial. Se trata así de garantizar la ausencia de alérgenos en determinados platos para que se puedan consumir sin riesgo.

Este reglamento se aplica a todos los operadores de empresas alimentarias en todas las fases de la cadena alimentaria. Se aplicará a todos los alimentos destinados al consumidor final, incluídos los entregados por las colectividades y los destinados al suministro de las colectividades.